Páginas vistas en total

jueves, 9 de diciembre de 2010

La deforestación: una posible solución.

Afirmar que la solución a la deforestación en países subdesarrollados como Brasil sería que el resto del mundo les pague por evitarlo, es acertada, en especial cuando estas medidas colaboren con el cuidado del medio ambiente, específicamente la reducción de emisión de carbono. En el caso brasilero, por ejemplo, ya se han aplicado correctivos a la deforestación, entre los cuales es resaltable, la propuesta en el Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) acerca de la generación de incentivos monetarios para países que reduzcan sus niveles de tala de árboles, por parte de otras naciones (Azevedo-Ramos, 2007). Por su parte, en el ámbito mundial, esfuerzos de la FAO, también se han visto enfocados a evitar la deforestación, buscando implementar medidas similares a las recomendadas por Brasil (contribuciones en dinero), acompañadas de proyectos de reforestación, y creación de nuevas zonas arbóreas (actividades generadoras de empleo), en América Latina, y algunas regiones africanas (Kourous, 2005) y así mientras se combate la deforestación, para efectos de la reducción de emisión de gases invernadero, al mismo tiempo se generaría empleo para la población de las regiones beneficiadas, Así que en síntesis, evitar la deforestación mediante incentivos monetarios internacionales para los países tropicales es una buena opción.

Fuentes:

Azevedo-Ramos Claudia (2007), El desarrollo sostenible y los retos de la deforestación en la Amazonia brasileña: lo bueno, lo feo y lo malo, [Articulo en Internet], ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/011/i0440s/i0440s03.pdf, Acceso el 07 de Diciembre de 2010.

Kourous, George (2005). Incentivos contra la deforestación para combatir el cambio climático, FAO Sala de Prensa, [artículo de Internet], http://www.fao.org/newsroom/es/news/2005/1000176/index.html, Acceso el 06 de Diciembre de 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada